Atención al Cliente
Lunes - Sábado: 8AM - 7PM
Contáctenos
Suiza + 4 179 107 6356 Colombia + 57 320 8750 721

LAS TRAMPAS DEL EGO…CUANDO EL EGO COMIENZA A GOBERNAR

Cuando el ego comienza a gobernar la conciencia del ser, en lugar de funcionar como su herramienta, el ser se desequilibra. Cuando el ego dispone sobre el ser (el rasgo típico de la conciencia basada en el ego), el ego no trasladará simplemente los impulsos internos a la forma material, sino que controlará y suprimirá selectivamente aquellos impulsos. El ego entonces les presenta una imagen distorsionada de la realidad. El ego desequilibrado siempre está persiguiendo el poder y control y en esta luz interpretará todos los hechos como positivos o negativos.

Es bastante instructivo descubrir sus propias motivaciones basadas en el poder y control en su andar diario. Traten de observar cuán a menudo ustedes quieren atar cosas o personas a su voluntad, incluso si es por una causa noble. ¿Cuán frecuentemente ustedes se fastidian porque las cosas no van a su modo?

 

Es importante darse cuenta que debajo de la necesidad de control siempre está el miedo de perder control. Por lo tanto pregúntense a ustedes mismos: ¿cuál es el riesgo de liberar control, de dejar ir la necesidad por lo predecible? ¿Cuál es mi temor más profundo?

El precio que ahora ustedes están pagando por mantener las cosas ‘bajo control’ es que sus actitudes hacia la vida son tensas y reprimidas.

Cuando ustedes se atreven a vivir desde la inspiración interna, y sólo hacen lo que les brinda alegría, esto creará un orden natural y verdadero en sus vidas. Ustedes se sentirán relajados y felices, sin la necesidad de moldear el flujo de vida. Esto es vivir sin temor: vivir con plena confianza en lo que la vida les traerá. ¿Pueden ustedes hacer eso?

Para un ser joven, la trampa de la conciencia basada en el ego es casi inevitable. El ego ofrece una salida al problema (de miedo y abandono); desvía su atención de ‘lo que está ahí en el interior’ a ‘lo que ustedes quieren obtener del mundo externo’. Esta no es la solución real del problema, pero parece traer alivio por un tiempo. Ejercer poder y control sobre su entorno puede darles una satisfacción temporal o ‘estímulo’. Hay un breve sentimiento de ser amado, admirado y respetado. Alivia su dolor por un tiempo. Pero es de corta vida y tienen que esforzarse otra vez para destacarse, para ser incluso mejores, más bellos o más útiles. Por favor, sean conscientes de que bajo la bandera del ego, ustedes pueden ser tanto dulces como maliciosos, tanto los que dan como los que toman, tanto dominantes como serviles. Mucho de lo que se da aparentemente con generosidad es un llamado inconsciente de atención, amor y reconocimiento hacia el que recibe el regalo. Cuando ustedes están siempre cuidando y dando a otros, simplemente están escondiéndose de ustedes mismos. Por lo tanto, para entender qué significa la dominación del ego, ustedes no necesariamente tienen que pensar en crueles tiranos como Hitler. Sostengan esto simplemente; obsérvense en su vida diaria. La presencia de la dominación del ego puede reconocerse por la necesidad de controlar cosas. Ustedes quieren que cierta persona se comporte de un modo determinado, por ejemplo. Para hacer que esto suceda, ustedes exhiben cierto tipo de comportamiento. Ustedes son condescendientes y dulces por ejemplo, y tratan de no herir nunca los sentimientos de algún otro. Hay una necesidad de control detrás de este comportamiento. “Porque quiero que tú me quieras, no estaré nunca en contra tuyo”. Esta línea de pensamiento está basada en el miedo. Es miedo de depender de ustedes mismos, miedo de ser rechazados o abandonados. Lo que parece ser dulce y agradable en realidad es una forma de abnegación. Esto es el ego trabajando.

Mientras el ego gobierne sus seres, para sentirse bien, necesitarán alimentarse a sí mismos con la energía de otros. Parecen tener que merecer la aceptación de otras personas, de una autoridad exterior a ustedes. Sin embargo, el mundo que los rodea no es fijo o estable. Ustedes realmente nunca pueden confiar en la fidelidad permanente de aquél en quien ustedes confían, sea éste cónyuge, jefe o padres. Esto es lo que ustedes tienen que ‘trabajar’ todo el tiempo, estar siempre en vigilancia de ‘porciones de aprobación’ viniendo a ustedes. Esto explica el estado de tensión y nerviosismo de la mente en el que permanentemente se encuentra cualquiera que esté viviendo del ego.

Pamela Kribbe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.