Atención al Cliente
Lunes - Sábado: 8AM - 7PM
Contáctenos
Suiza + 4 179 107 6356 Colombia + 57 320 8750 721

Cómo usar PNL y EFT para deshacer los “No puedo …” Por Andy Hunt.

por Andy Hunt, © Andy Hunt, 2011 www.practicalwellbeing.co.uk 

“Si crees que puedes o crees que no puedes, tienes razón”
– Henry Ford –

Cuando las personas dicen “sí puedo” o “no puedo” nos están diciendo los límites de lo que creen que es posible para ellos en su mundo.

  • No puedo hablar en público.
  • No puedo enamorarme
  • No puedo decirle eso a mi madre.
  • No puedo dejar este trabajo
  • No puedo salir de esta relación

Cada no puedo es como una línea en la arena que no se puede cruzar.

En el meta modelo de la PNL, “No puedo …” pertenece a una clase lingüística con un título muy sofisticado; “Operadores modales de posibilidad”, que tratan sobre la forma en que hablamos sobre lo que es posible o imposible para nosotros. El meta modelo nos ofrece una manera de desafiar las declaraciones que comienzan con “No puedo …”

Esta técnica de tapping combina EFT y el desafío de la PNL a un “No puedo”.

Volvamos a la línea en la arena que la persona piensa no puede cruzar. Esta línea en la arena probablemente se formó hace mucho tiempo como una regla basada en la experiencia, probablemente se mantiene en un nivel inconsciente, oculto a la vista. En lo que respecta a la persona en el ahora, el “No puedo …” es evidente y convincente. Esta técnica está diseñada para descubrir las razones subyacentes de la regla existente para trabajarla. Para hacer esto, usamos parte del meta modelo de PNL, que es un conjunto de preguntas diseñadas para descubrir la base oculta de muchas de nuestras limitaciones y suposiciones inconscientes.

Como una línea en la arena, hay dos lados de esta línea interna.

Por un lado, puede haber algo que te impida cruzar esa línea hacia un resultado deseado. En algún nivel te está reteniendo. Haciéndote la pregunta: “¿Qué me detiene?” tomas conciencia de lo que sea que te impide avanzar.

En el otro lado de la línea puede haber una consecuencia no deseada si se pasa esa línea. En algún nivel, no quieres y temes la consecuencia de pasar por encima de esa línea. Haciéndote la pregunta: “¿Qué pasaría si lo hiciera?” te ayuda a traer la consecuencia no deseada a la conciencia.

Esta rutina consiste en repetir una frase preparatoria y hacer tapping mientras se hacen tres preguntas.

Hacer estas preguntas mientras hacemos tapping, nos permite trabajar inmediatamente con los pensamientos, sentimientos y recuerdos que lleguen a provocar dichas preguntas. A veces no es necesario articularlas, otras veces las respuestas pueden incluir recuerdos y sentimientos que deben escribirse y aprovecharse para obtener una resolución completa. Debido a que EFT puede funcionar rápidamente, a menudo no es necesario entrar en detalles sobre lo que lo está deteniendo o cuáles serían las consecuencias de hacerlo, solo tenerlos en cuenta les permite suavizarlos y deshacerlos haciendo tapping.

Hay una pregunta adicional (que no forma parte del meta modelo) que se menciona: “¿Qué pasaría si pudiera …?” Esta es una invitación al practicante para dar un salto imaginativo hacia el futuro sin esta limitación, le permitirá al tapping trabajar en cualquier consecuencia “negativa” que pueda surgir para liberar esta limitación.

Ejemplo:

Uno de mis clientes necesitaba hacer una llamada telefónica importante que había estado posponiendo durante bastante tiempo. Necesitaba hacer la llamada, pero no podía.

Le pedí que dijera: “No puedo hacer esta llamada telefónica” en voz alta y que le diera un nivel de SUDs (intensidad) de cero a diez. Dijo que era un ocho.

Hicimos tapping en la frase preparatoria “Aunque no puedo hacer esta llamada telefónica, me acepto a mí mismo y cómo me siento”, tres veces.

Para la primera ronda de tapping le pedí que hiciera tapping en cada uno de los puntos diciendo “¿Qué me impide hacer esta llamada telefónica?” como frase recordatoria. Hizo esto obviamente accediendo a pensamientos y sentimientos de porqué no quería hacer la llamada a medida que avanzaba en la ronda.

Para la segunda ronda de tapping le pedí que hiciera tapping usando “¿Qué pasaría si hiciera esta llamada telefónica?” como la frase recordatoria Le quedó más fácil hacerlo.

Para la tercera ronda de tapping le pedí que hiciera tapping en “¿Y si pudiera hacer esta llamada telefónica?” como la frase recordatoria. Lo hizo fácilmente.

Le pedí que calificara “No puedo hacer esta llamada telefónica” de cero a diez, dijo que ahora era un dos.

Le pregunté sobre “¿Qué me impide hacer esta llamada telefónica?” y me dijo que tenía un caleidoscopio de pensamientos, sentimientos y recuerdos en respuesta a esa pregunta. Le pedí que hiciera una ronda más de tapping en “¿Qué me impide hacer esta llamada?” Lo hizo y me informó que el “No puedo hacer esta llamada telefónica” ya no tenía sentido para él.

Ventajas del enfoque de cuestionamiento

Notarás que no hay enunciados o sugerencias verbales inteligentes en este proceso, simplemente hacer tapping + tres preguntas. Existen varias ventajas al usar preguntas de esta manera:

Es más fácil: Todo lo que tienes que hacer es recordar las tres preguntas y hacer tapping. No necesitas pensar en ningún replanteamiento u otros trucos verbales para obtener el resultado.

Es exploratorio: Debido a que las preguntas te invitan a darte cuenta de lo que está sucediendo dentro de ti mismo, esto permite que el tapping se guiado por tu experiencia personal, conectándote con los sentimientos o memorias que jugaron un papel en la formación de esas creencias.

Es respetuoso: Dado que esto sigue tu forma de ver las cosas, no hay la sensación de que se te impone una solución. Como la resolución de la creencia proviene de tu experiencia y tus recursos, es más probable que sea la apropiada y que sea duradera. La resolución no va a estar sesgada por las limitaciones o ideas de otra persona acerca de lo que está sucediendo o lo que necesitas para resolverlo.

Incluye tu propio ensayo mental. La adición de “¿Y si pudiera …?” La pregunta lleva la resolución al futuro y te hace probar como se siente. Cualquier problema que surja puede explorarse y abordarse dentro del proceso.

Instrucciones:

  1. Di en voz alta el “No puedo …” y mide el nivel de SUDs (intensidad emocional) en la escala de 0 a 10
  2. Repite la frase preparatoria tres veces: “Aunque no puedo …, me acepto y acepto como me siento”
  3. Hacer una ronda de EFT usando la frase recordatoria “¿Qué me detiene …?”
  4. Hacer una ronda de EFT usando la frase recordatoria “¿Qué pasaría si lo hiciera …?”
  5. Hacer una ronda de EFT usando la frase recordatoria “¿Qué pasaría si pudiera …?”

Al hacer estas rondas, es posible que surjan las ideas o eventos específicos que apoyan tus “no puedo”. Tenlos en cuenta mientras continúas haciendo tapping. Puedes continuar haciendo tapping ronda tras ronda sobre la pregunta en la que se está trabajando hasta que estos sentimientos se calmen o puedes interrumpir el proceso por completo para trabajar directamente con el recuerdo problemático que se presente.

Si surgen recuerdos o sentimientos que necesitan trabajarse durante la ronda de tapping, escríbelos mientras aún estén frescos.

Regresa a la frase original “No puedo …”, diciéndola en voz alta nuevamente para evaluar que tan cierta es ahora.

Si todavía hay emoción, repite los cuatro pasos nuevamente. Repite este proceso tantas veces como sea necesario para neutralizar la carga de esa creencia.

Artículo original: https://practicalwellbeing.co.uk/how-to-use-nlp-and-eft-to-undo-i-cant/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.