Atención al Cliente
Lunes - Sábado: 8AM - 7PM
Contáctenos
Suiza + 4 179 107 6356 Colombia + 57 320 8750 721

“…Si amas a tus peludos y tu prioridad es proporcionarles bienestar físico y emocional entonces, este boletín es para tí. ”

El papel de los animales ha sido y seguirá siendo fundamental en la vida de los seres humanos. Por fortuna, desde hace unos años evidenciamos que los animales también experimentan emociones y se compadecen. Son conscientes de lo que ocurre en su entorno.

La interacción de los animales domésticos y de compañía desde el punto de vista terapéutico con los humanos, ha sido determinante en la curación de enfermedades mentales y emocionales.   Sin embargo, por ocupar un lugar más cercano en el seno de nuestras familias,  también ha visto  su espacio más íntimo vulnerado,  a tal punto de absorber nuestras emociones,  enfermándose y  desarrollando las mismas o similares  enfermedades de su tenedor. Estos animales sufren y padecen las emociones de una persona.  Es  por las razones expuestas , muy común encontrar animales hiperactivos, ansiosos, tristes, tensos,  temerosos, desconfiados y en muchos casos, agresivos y peligrosos.

Así como hoy encontramos técnicas holísticas en las que se utilizan animales para psicoterapia de niños, de jóvenes y ancianos con diferentes trastornos y problemas; estas técnicas de vanguardia, también nos ofrecen la posibilidad de aplicarlas en animales, para devolverles su bienestar y estabilidad.

En esta ocasión te queremos dar a conocer una técnica muy simple en su aplicación, pero profundamente eficaz en sus resultados.  Es una técnica utilizada exitosamente en humanos desde hace muchos años y con sorprendentes resultados sostenibles en animales de todo tipo, incluyendo silvestres y salvajes.

EFT o Tapping para Animales es  una técnica vibracional de liberación emocional que consiste en dar pequeños golpecitos en determinados puntos relacionados con los meridianos de acupuntura. Su creador, Gary Craig, la generó de tal forma que todos pudieran aplicarla, en sí mismos como en otros seres vivos. De hecho, hasta los niños pueden usarla.

  • Qué es EFT o TAPPING?
  • Usos comunes
  • Receta Básica
  • Proxy Tapping o a Distancia

¿Qué es el EFT ó Tapping?

El EFT o Emotional Freedom Technique es, como su nombre lo indica, una técnica de liberación emocional que permite liberar bloqueos emocionales en todos los seres vivos. Como lo mencionábamos al inicio, al igual que las personas, los animales pueden sufrir problemas emocionales debido a mudanzas, abandono, muerte o sacrificio de un compañero,  violencia, entre otros., y no tratarlas para liberarlos, puede suponer graves consecuencias tanto mentales como físicas. Especialmente aquellos animales que han atravesado una experiencia traumática, pueden manifestarla mediante enfermedades como una forma de liberarse del problema, aunque en pocas ocasiones lo logran.

Se trata de una maravillosa técnica que puede complementar cualquier tratamiento y ayudar a desbloquear emociones en momentos difíciles. El vínculo especial que creamos con nuestros peludos, cuanto más cercano sea, serán más efectivos los resultados.  Lo que significa que si lo usamos en nuestros propios animales,  veremos resultados más rápido, contundentes y sostenibles,  que si lo hacemos en animales que no conocemos. Esto se debe a que ellos confían ciegamente en nosotros y se entregarán por completo.

Usos Comunes

Aunque el EFT o tapping para animales puede emplearse en múltiples situaciones, sus usos más habituales son los siguientes:

  • Estrés.
  • Ansiedad
  • Ansiedad por separación
  • Duelos por otros animales o personas.
  • Llegada de nuevos compañeros.
  • Aliviar el dolor.
  • Hiperactividad y obsesiones.
  • Adaptación a cambios.
  • Ruidos, fobias,
  • Alergias,
  • Problemas de comportamiento,
  • Equilibrar estado emocional,
  • Entre muchos otros problemas de comportamiento.

Receta Básica

  • PREPARACIÓN. Debemos elegir una frase que resuma el problema de nuestro compañero peludo.  Por ejemplo:  Tengo un perro llamado Snoopy que hace algunos días no come y no sé por qué?     En este caso, creamos una frase con palabras sencillas que refieran el problema.  Una  frase podría ser : “Soy Snoopy y no quiero comer”.   Otro caso muy común, mi perro está asustado porque lo llevé a otra casa a pasar unos días.    “ Yo soy Toña y tengo miedo a los desconocidos… Estoy asustada… No me siento cómoda…”
  • MEDIR LA INTENSIDAD DE LA EMOCIÓN . Según la situación y lo que sientas,  pones en  una escala del 1 al 10,  siendo 10 :  No quiero comer nada…. Y siendo 5 no tengo mucho apetito.  Del estado más agudo al de menor incidencia.  Un ejemplo Para el segundo caso:  tengo mucho miedo 10 y tengo algo de miedo 3.

Aquí ya pasamos a la aplicación de la receta que serán solo 8 puntos a tocar.  El tiempo que le dediquemos dependerá de las ganas que tengamos, del vínculo y confianza con el peludo y el tiempo que podamos disponer.   El ideal es un mínimo de diez a quince minutos.

Detallaremos los puntos  que debes incluir en la  receta para que puedas ponerla en práctica:

  1. Espacio entre las cejas
  2. Lado externo del ojo (no importa si es el derecho o el izquierdo)
  3. Debajo del ojo
  4. Encima de la trufa o mitad del hocico
  5. Debajo de la nariz
  6. Debajo de la oreja
  7. Articulación del hombro
  8. Axila

Si quieres puedes agregar los dedos uno a uno, tocando en la unión de la uña con la piel.

Empecemos!!!

En cada uno de los puntos anteriormente enumerados, damos unos pequeños golpecitos y mientras lo hacemos, repetimos la frase completa en voz alta en cada punto, concentrándote en el problema.    Lo que significa, que vas a dar varios golpecitos por punto mientras terminas la frase.  Aproximadamente vas a dar  5 a 7 toques o golpecitos, sin fuerza y  con la yema de tus los dedos.

Al terminar la ronda completa,  debiste haber repetido la frase ocho veces o más  ( ocho puntos  básicos o la totalidad si así lo elegiste),  pasamos a acariciar al peludo de la cabeza a la cola varias veces, diciéndole te amo, te aprecio, eres muy importante para mí, vas a estar bien.    Lo anterior, con el fin de armonizarlo.

Inicia una siguiente ronda  diciendo una o varias frases  similares a la que te proponemos en cada punto asi:   “ a pesar de que no quiero comer soy un peludo especial, soy amado y apreciado profundamente”   ó Aunque tengo miedo porque estoy en otra casa… me amo y me acepto completa y profundamente”.

Haces exactamente lo mismo, por cada punto repites  las frases que te sugerimos.  NOTA:    Te invitamos a hacer frases como las que usualmente utilizas con él, en las que le expresas tu amor y la importancia que él tiene en tu vida.

Esta técnica es muy amorosa y busca que el peludo entienda que, a pesar del problema es amado, es valioso y es apreciado.  Conéctate con él  y realiza intuitivamente una lectura de cómo él se siente.  Revisa internamente  si en la escala del 1 al 10 que marcamos al inicio, ha descendido o seguimos igual.  Podemos evaluar aplicar una tercera ronda, siempre que el peludito  esté cómodo.

Durante la secuencia debemos estar atentos a cambios en nuestro peludo, puede haber inquietud que nos indique que quizá esa situación no le agrada ó por el contrario, que la técnica funciona y está empezando a calmarse. Recordemos que muchos cambios son a nivel subconsciente, por lo que debemos insistir con paciencia y mucho amor para ver los resultados, siempre sin presionar al animal.  No te desanimes al primer intento.  El te lo agradecerá.

Proxy Tapping  ó a Distancia

Es importante aclarar, que no todos los animales se dejan aplicar la técnica con tanta facilidad. En ocasiones, como en gatos ó en animales con los cuales no hemos establecidos lazos fuertes, ó nos nos encontramos en otro lugar, es entonces cuando podemos  recurrir al Tapping a Distancia.

Es muy sencillo, puedes hacerlo con  una foto, o frente a él simplemente mirándolo, o a distancia visualizándolo.   Esto es posible puesto que se trata de energía,  tú puedes enviarle energía a un animal o a una persona que está lejos y que ni siquiera estás viendo.

Por todo lo anterior, en el Tapping a Distancia  la secuencia será la misma pero el toque de los puntos será en nosotros mismos y la frase a utilizar será exactamente la misma que utilizarías si lo hicieras con él.    “Soy Snoppy y no quiero comer”,  “ Yo soy Toña y tengo miedo en esta casa extraña”.  Si intuyes que no quiere comer porque estas lejos, o se siente asustado porque cree que lo abandonaste,  por ejemplo… dices “ yo soy snoopy y no quiero comer porque me siento triste” ; “  yo Soy Toña y siento miedo porque extraño a mi humano”, “ soy Snoopy y no quiero comer porque…. “”

Los puntos en los humanos son los siguientes:

  1. Punto de karate (lado externo del dedo meñique entre el dedo y la muñeca a la mitad)
  2. Lado interno de la ceja
  3. Lado externo del ángulo del ojo
  4. Debajo del ojo
  5. Debajo de la nariz
  6. Clavícula
  7. Debajo del brazo, una mano por debajo de la axila
  8. Las muñecas parte interna una contra otra

Aquí se introduce un pequeño cambio, lo demás es exactamente igual a como lo harías en el cuerpo del peludo.   El cambio consiste en:  Haces los toques en punto karate y  dices:   “ Yo Snoopy a pesar de que  no quiero comer, soy un perro especial, soy muy amado”.  “ Yo soy Toña y a pesar de que tengo mucho miedo porque estoy en una casa extraña, se que mi humano me ama profundamente”.   Repites la misma frase tres veces en el punto karate.   Prosigues con la secuencia y realizas dos o tres rondas resaltando el problema.  “ Yo Snoopy no quiero comer”…” Yo Toña tengo mucho miedo, me siento abandonada”.    Finalizas con una última ronda diciendo en cada punto “ Yo Snoopy soy un perro muy especial, yo soy muy amado”, “ Yo Toña soy una perrita muy especial y mi humano me adora”

Lo anterior, siempre repitiendo la frase elegida, dando golpecitos en nuestros puntos de EFT y mirando el animal o en presencia de una foto del mismo.  Si te saltas algún punto o llegas a olvidar la secuencia por algún motivo, no importa.  Lo importante es no parar de hacerlo y como el orden de los puntos es orgánico y muy fácil, irás adquiriendo gran destreza en poco tiempo.   Recuerda que la técnica es importante, pero el amor es el que realmente  sana.

Estamos seguros que esta información será de  gran utilidad para ti que amas a tu peludo.   Sigue nuestro Block y en cada edición encontrarás problemáticas puntuales y protocolos para que le practiques tapping a tu peludo.

Este artículo es informativo.    EFT, comúnmente conocido como Tapping,  no tiene efectos secundarios y es una técnica avalada por líderes de opinión de diferentes áreas del conocimiento a  nivel mundial.  Universidades prestigiosas como Harvart se han dado a la tarea de estudiarla.   Pese a lo anterior,  es  de relevante importancia que lleves a tu peludo al veterinario en el caso de presentarse cualquier tipo de  malestar o dolencia.

“LA BASE DE UN CEREBRO SANO ES LA BONDAD, Y SE PUEDE ENTRENAR”

Richard Davidson, doctor en Neuropsicología, investigador en neurociencia afectiva

Ciencia y amabilidad

Su investigación se centra en las bases neuronales de la emoción y los métodos para promover desde la ciencia el florecimiento humano, incluyendo la meditación y las prácticas contemplativas. Fundó y preside el Centro de Investigación de Mentes Saludables en la Universidad de Wisconsin-Madison, donde se llevan a cabo investigaciones interdisciplinarias con rigurosidad científica sobre las cualidades positivas de la mente, como la amabilidad y la compasión. Ha cosechado importantes premios y está considerado una de las cien personas más influyentes del mundo según la revista Time. Tiene multitud de investigaciones y varios libros publicados. Ha ofrecido un seminario para Estudios Contemplativos en Barcelona.

Nací en Nueva York y vivo en Madison (Wisconsin), donde soy profesor de Psicología y Psiquiatría en la universidad. La política debe basarse en lo que nos une, sólo así podremos reducir el sufrimiento en el mundo. Creo en la amabilidad, en la ternura y en la bondad, pero debemos entrenarnos en ello.

Yo investigaba los mecanismos cerebrales implicados en la depresión y en la ansiedad.
Cuando estaba en mi segundo año en Harvard se cruzó en mi camino la meditación y me fui a la India a investigar cómo entrenar mi mente. Obviamente mis profesores me dijeron que estaba loco, pero aquel viaje marcó mi futuro.
Descubrí que una mente en calma puede producir bienestar en cualquier tipo de situación. Y cuando desde la neurociencia me dediqué a investigar las bases de las emociones, me sorprendió ver cómo las estructuras del cerebro pueden cambiar en tan sólo dos horas.
Hoy podemos medirlo con precisión. Llevamos a meditadores al laboratorio; y antes y después de meditar les tomamos una muestra de sangre para analizar la expresión de los genes.

¿Y la expresión de los genes cambia?

Sí, y vemos como en las zonas en las que había inflamación o tendencia a ella, esta desciende abruptamente. Fueron descubrimientos muy útiles para tratar la depresión. Pero en 1992 conocí al Dalái Lama y mi vida cambió.
“Admiro vuestro trabajo, me dijo, pero considero que estáis muy centrados en el estrés, la ansiedad y la depresión; ¿no te has planteado enfocar tus estudios neurocientíficos en la amabilidad, la ternura y la compasión?”.
Le hice la promesa al Dalái Lama de que haría todo lo posible para que la amabilidad, la ternura y la compasión estuvieran en el centro de la investigación. Palabras jamás nombradas en ningún estudio científico.

¿Qué ha descubierto?

Que hay una diferencia sustancial entre empatía y compasión. La empatía es la capacidad de sentir lo que sienten los demás. La compasión es un estadio superior, es tener el compromiso y las herramientas para aliviar el sufrimiento.

¿Y qué tiene que ver eso con el cerebro?

Los circuitos neurológicos que llevan a la empatía o a la compasión son diferentes.

¿Y la ternura?

Forma parte del circuito de la compasión. Una de las cosas más importantes que he descubierto sobre la amabilidad y la ternura es que se pueden entrenar a cualquier edad. Los estudios nos dicen que estimulando la ternura en niños y adolescentes mejoran sus resultados académicos, su bienestar emocional y su salud.

¿Y cómo se entrena?

Les hacemos llevar a su mente a una persona próxima a la que aman, revivir una época en la que esta sufrió y cultivar la aspiración de librarla de ese sufrimiento. Luego ampliamos el foco a personas que no les importan y finalmente a aquellas que les irritan. Estos ejercicios reducen sustancialmente el bullying en las escuelas.
Una de las cosas más interesantes que he visto en los circuitos neuronales de la compasión es que la zona motora del cerebro se activa: la compasión te capacita para moverte, para aliviar el sufrimiento.
Ahora quiere implementar en el mundo el programa Healthy minds (mentes sanas).
Fue otro de los retos que me lanzó el Dalái Lama, y hemos diseñado una plataforma mundial para diseminarlo. El programa tiene cuatro pilares: la atención; el cuidado y la conexión con los otros; la apreciación de ser una persona saludable (encerrarse en los propios sentimientos y pensamientos es causa de depresión)
…Hay que estar abierto y expuesto.
Sí. Y por último tener un propósito en la vida, algo que está intrínsecamente relacionado con el bienestar. He visto que la base de un cerebro sano es la bondad, y la entrenamos en un entorno científico, algo que no se había hecho nunca.

¿Cómo se puede aplicar a nivel global?

A través de distintos sectores: educación, sanidad, gobiernos, empresas internacionales…

¿A través de los que han potenciado este mundo oprimido en el que vivimos?

Tiene razón, por eso soy miembro del consejo del Foro Económico Mundial de Davos, para convencer a los líderes de que hay que hacer accesible lo que sabe la ciencia sobre el bienestar.

¿Y cómo les convence?

Mediante pruebas científicas. Les expongo, por ejemplo, una investigación que hemos realizado en distintas culturas: si interactúas con un bebé de seis meses a través de dos marionetas, una que se comporta de forma egoísta y otra amable y generosa, el 99% de los niños prefieren el muñeco cooperativo.
Cooperación y amabilidad son innatas.
Sí, pero frágiles, si no se cultivan se pierden, por eso yo, que viajo muchísimo (una fuente de estrés), aprovecho los aeropuertos para enviar mentalmente a la gente con la que me cruzo buenos deseos, y eso cambia la calidad de la experiencia. El cerebro del otro lo percibe.
Apenas un segundo para seguir en lo suyo.
La vida son sólo secuencias de momentos. Si encadenas esas secuencias, la vida cambia.
El mindfulness (consciencia, atención plena) es hoy un negocio.
Cultivar la amabilidad es mucho más efectivo que centrarse en uno mismo. Son circuitos cerebrales distintos. A mí no me interesa la meditación en sí misma sino cómo acceder a los circuitos neuronales para cambiar tu día a día, y sabemos cómo hacerlo.
Fuente: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20170327/421220248157/la-base-de-un-cerebro-sano-es-la-bondad-y-se-puede-entrenar.html